No quiero dejar de aprender nunca

Seguir siendo la o el “etern(o)a estudiante” no está siempre bien visto. Una vez que terminas de estudiar para “ganarte la vida” deberías aplicar los conocimientos aprendidos y debería ser suficiente para vivir y no volver a hojear un libro de texto. ¿Cuánta gente de verdad cree esto?

En la vida real todos estamos aprendiendo constantemente. Sí, habilidades, palabras, maneras de relacionarnos, tecnología y técnicas (cómIMG_2102Claudia Leclercqo usar una nueva aplicación, cómo enviar una foto por un nuevo medio, cómo funciona ese teléfono nuevo…).

Todos somos de manera consciente o no “eternos estudiantes”. No hay que tener verguenza, aprender es parte del proceso de supervivencia. A menudo estudiar o intentar aprender algo nos permite conocer a más personas, a ser más eficaces, a ganar tiempo, dinero o disfrutar de algo que nos interesa.

En mi caso, sigo profundizando en mis estudios de fotografía. Sigo analizando las maneras de estudiar idiomas. Sí, he sido y soy profesora de español. Soy arquitecta y soy fotógrafa. Soy madre y soy una persona. Tengo que aprender todos los días y estudio de manera clásica (con profesores(as)) algunas de las habilidades. Otras las estudio sola o conversando con amigos, familia. A veces ni siquiera me doy cuenta de que estoy inmersa en el proceso de aprendizaje.

Hay un punto, sin embargo que hace falta tener en cuenta de manera consciente y lo más friamente que sea posible: la respuesta. La respuesta no es otra cosa que el resultado de lo que hicimos. Con frecuencia, los resultados no son los esperados, nos equivocamos. En general, si se trata de idiomas, habilidades técnicas, recetas de cocina, cometer errores no es un drama. A veces puede ser la Gran Oportunidad de aprender Algo Nuevo y eso es sensacional. A veces una metida de pata puede desembocar en algo serio. Siempre y cuando resultemos indemnes física y sicológicamente (más o menos), no creo que sea terrible. Si es con personas, disculparse humilde y sinceramente puede ayudar a los demás a entender que nuestra intención no era mala.

El segundo punto importante es detenerse en la respuesta o resultado. Si nuestros amigos, familia nos dan un valioso apoyo, creo que la valoración constructiva de desconocidos nos puede ayudar a avanzar. A nadie le gusta que lo critiquen pero una crítica constructiva (destacando los puntos favorables de nuestro trabajo) es a veces la mejor ayuda que nos pueden dar.

Una amiga muy sensata me decía: “todos hacemos todo de la mejor manera posible”. Yo no le creía pero tal vez sea cierto. Esto último no lo digo para ser autoindulgente conmigo misma pero ¿cuánta gente se equivoca intencionalmente? no creo que mucha.

Si estás estudiando algo, si quieres aprender a conducir, a tomar fotos, a nadar, karate (¿por qué no?)…lánzate y practica. Practica y practica, sé constante, no le temas al fracaso. Lo intentaste (inténtalo de nuevo).

Entre mis resoluciones de año nuevo está, claro, seguir aprendiendo y aprovechando las oportunidades de descubrir y hacerme de nuevos tesoros (habilidades).

 

 

 

 

 

Anuncios

¿Por qué estudias neerlandés (holandés)?/ Waarom studeer je Nederlands?

Esa pregunta me la han hecho tantas veces que decidí contarlo…en neerlandés.  Voilà! y aquí va mi explicación:

Ik woon in Frankrijk, in een klein dorp aan de grens met België. In mijn dorp is er bijna niets. Echter, als ik de grens passeer, vind ik een land waarvan ik maar een landstaal ken: het Frans, maar jammer genoeg spreekt men in Vlaanderen vooral Nederlands. In Vlaanderen is het aanbod van interessante culturele activiteiten groter en gevarierd. In mijn geval hou ik van fotografie en ik wilde mijn vaardigheden verbeteren.

My camera©Claudia Núñez Leyva 2017

Ik had in Frankrijk cursusen gezocht maar het enige interessant aanbod was in Vlaanderen. Dus moest ik meer Nederlands leren. De eerste maanden studeerde ik Nederlands en fotografie. Alles combineren was heel moeilijk. Nu begrip ik het Nederlands beter en ben ik heel tevreden. ik wil verder gaan met het Nederlands en in de fotografie.

Ik heb ondertussen leuke mensen ontmoet en ik heb een andere cultuut ontdekt. Omdat ik meer Nederlands ken is mijn wereld rijker en interessanter geworden.

Vlaanderen ©Claudia Núñez Leyva 2017

Tal vez sea mejor que aclare que vivo en Francia, en un pueblo fronterizo con Bélgica. Bélgica es un país trilingue (se habla francés, neerlandés y aleman). Sí, es pequeñito pero quien quiera pasarse a sus anchas y tratar de establecerse en el país, tendrá que comprender esta realidad. Lo ideal es hablar al menos (¡al menos!) francés y neerlandés, saber inglés será más útil en la zona neerlandófona. Saber sólo francés en la zona franco parlante, te limitará a esa zona, ídem para la zona neerlandófona.

Yo quería mejorar el manejo de mi cámara, por eso busqué cursos en mi zona. No encontré nada que me interesara. En cambio Flandes ofrecía una gran variedad de formaciones entre las cuales fotografía en todos los niveles. Me matriculé pues ya antes había estudiado neerlandés pero mis conocimientos eran realmente muy básicos.

Decidí estudiar neerlandés también y al mismo tiempo fotografía. Al principio fue muy difícil. Han sido muchas las veces en que he querido tirar la toalla. Ahora me siento muy contenta de haberme atrevido. En el camino he conocido gente formidable (¡de verdad!), he descubierto una cultura. Quiero ir más lejos, en neerlandés y en fotografía. Puedo decir ahora que gracias al neerlandés mi mundo se ha enriquecido y se ha vuelto más interesante.

Aprender un idioma

Como estaba muy motivada me atreví a hacer algo que no es usual. Además de inscribirme en las clases de neerlandés me matriculé en un curso de fotografía en neerlandés. El curso era para principiantes (el de fotografía). Ha sido y es muy difícil, en especial al principio. Quería la experiencia aunque fuese por horas de la inmersión total. Ahora tengo una idea de lo increíblemente frustrante que puede ser estar en otro país y que todo esté en un idioma del que tengo aún conocimientos de principiante. Estar atenta a lo que decía el profesor era literalmente estar atenta con todos los sentidos. Y luego, querer decir algo y no poder, leer y sólo entender unas palabras pero no todo…

No lo lamento, al contrario me parece que es una excelente manera de aprender un idioma y en mi caso de iniciarse en un hobby de manera más seria.

Los ingredientes para continuar en semejante experiencia son:

  • Mucha voluntad.
  • Dedicar tiempo a la actividad o materia que se estudia, en mi caso son dos.
  • Estudiar la teoría.
  • No tener miedo a decir cosas sin sentido. Habrá siempre alguien que muy o no tan cortésmente diga “no entiendo nada de lo que dices” y se prestará a hablar en una tercera lengua (inglés o francés) para salir del problema.
  • Reforzar todas las maneras “pasivas” de estudiar: escuchar la radio en el idioma que se estudia, leer revista o diarios con información “fácil” de leer.
  • Leer otras cosas que requieran más esfuerzo, con el diccionario físico o virtual al lado.
  • Escribirse con nativos.

 

Escribiré un post de sobre como resultó esto, pero será cuando esté más sumergida o viendolo más positivamente, saliendo del desconocimiento hacia el conocimiento. A fines de junio?