Aprender un idioma

Como estaba muy motivada me atreví a hacer algo que no es usual. Además de inscribirme en las clases de neerlandés me matriculé en un curso de fotografía en neerlandés. El curso era para principiantes (el de fotografía). Ha sido y es muy difícil, en especial al principio. Quería la experiencia aunque fuese por horas de la inmersión total. Ahora tengo una idea de lo increíblemente frustrante que puede ser estar en otro país y que todo esté en un idioma del que tengo aún conocimientos de principiante. Estar atenta a lo que decía el profesor era literalmente estar atenta con todos los sentidos. Y luego, querer decir algo y no poder, leer y sólo entender unas palabras pero no todo…

No lo lamento, al contrario me parece que es una excelente manera de aprender un idioma y en mi caso de iniciarse en un hobby de manera más seria.

Los ingredientes para continuar en semejante experiencia son:

  • Mucha voluntad.
  • Dedicar tiempo a la actividad o materia que se estudia, en mi caso son dos.
  • Estudiar la teoría.
  • No tener miedo a decir cosas sin sentido. Habrá siempre alguien que muy o no tan cortésmente diga “no entiendo nada de lo que dices” y se prestará a hablar en una tercera lengua (inglés o francés) para salir del problema.
  • Reforzar todas las maneras “pasivas” de estudiar: escuchar la radio en el idioma que se estudia, leer revista o diarios con información “fácil” de leer.
  • Leer otras cosas que requieran más esfuerzo, con el diccionario físico o virtual al lado.
  • Escribirse con nativos.

 

Escribiré un post de sobre como resultó esto, pero será cuando esté más sumergida o viendolo más positivamente, saliendo del desconocimiento hacia el conocimiento. A fines de junio?

 

 

 

No te olvides de mí

Lo más frecuente luego de terminado el curso, si íbamos a un curso o finalizado el viaje (si queríamos aprender o perfeccionar un idioma en un país de habla extranjera) es que empecemos a olvidar el vocabulario, la conjugación de verbos, a perder la práctica oral.

Felizmente existen maneras de mantener vivo al menos parcialmente el uso de un idioma y aquí enumeraré las que conozco pero estaría contentísima si alguien conoce otras y las comparte conmigo.

Personalmente considero la lectura como el medio más accesible para ello pues vía internet podemos acceder a periódicos , revistas, sitios y blogs en el idioma deseado. Para los usuarios de internet las posibilidades de practicar la lengua son múltiples pues no sólo podemos leer, además es posible participar en foros, blogs, hacer amigos por internet.También es útil ver películas en versión original, mejor si tienen subtítulos en el mismo idioma.

Otra opción es escuchar canciones y esforzarse por comprender las letras. Hacer amigos de habla española, francesa, china, inglesa o de la que sea (y para esto no hay que viajar pues pueden vivir en nuestro país de residencia) no sólo es interesante, cultivar una amistad constituye una real y poderosa motivación para usar un idioma extranjero. Y si no fuera por que viajar es caro y hay que tener el tiempo para ello yo diría que es la alternativa que nos brinda las posibilidades más abundantes e interesantes de hablar y mejorar nuestras habilidades lingüísticas.

Finalmente pienso que lo principal es estar interesado y dispuesto a hacer el esfuerzo de usar nuestros conocimientos en lenguas extranjeras, un idioma más no sólo decora nuestro curriculum, también es fuente de satisfacción personal y nos permite entender otras culturas y ensanchar nuestros horizontes en todos los sentidos.